1 Respuesta Última respuesta el 13-oct-2017 9:07 por manuel.quintero.quintero

    Condonación o compensación de deudas de una Sociedad a un socio. Tratamiento fiscal y contable

    manuel.quintero.quintero

      Buenos días y gracias adelantadas por las respuestas.

       

      Una sociedad limitada ( llamada Alfa) presta a un socio una cantidad de dinero. El plazo para devolución es el de 5 años con el interés legal del dinero, incrementado en 2 puntos en casos de demora.

      Este mismo socio, es socio mayoritario de una SL Americana ( llamada MIAMI) que prestó un capital a la sociedad limitada Alfa para su constitución. El plazo de devolución se pacto en 5 años, con el interés legal del dinero, incrementado en 2 puntos en casos de demora.

      ¿Es posible realizar una condonación y/o compensación ? Es decir, que la empresa Miami del que es socio mayoritario el socio deudor de la SL española Alfa, condone la deuda y se le compense a su vez con la deuda que éste tiene con la española.

      En caso de ser posible, ¿debería constar en documento público y que tratamiento contable habría que darse en la sociedad española?

      Desde el punto de vista filcal, ¿la sociedad española debe tributar esa compensación y condonación como ingreso/pérdida , o como incremento del capital de las acciones.?

      El socio que resulta con la deuda condonada, ¿ debería tributar esa condonación o compensación en su IRPF como rendimientos del capital mobiliario al entenderse que se trata de un reparto tácito de beneficios?

       

      Muchas gracias.

        • Re: CONDONACIÓN DE DEUDAS DE UNA SOCIEDAD A UN SOCIO
          gfernandez

          Buenos días D. Manuel:

           

          Al hilo de la consulta que nos realiza, en primer lugar, debemos diferenciar las figuras de condonación y compensación de deudas para ver cuál se ajusta más al caso que nos ocupa. Para ello, debemos acudir a lo establecido en el Código Civil referente a estos asunto, concretamente en los artículos 1.187 al 1.191 CC sobre la condonación y en los 1.195 al 1.202 CC en lo referente a la compensación.

           

          Sobre la compensación, el artículo 1.196 CC establece:

          "Para que proceda la compensación, es preciso:

          Que cada uno de los obligados lo esté principalmente, y sea a la vez acreedor principal del otro.

          Que ambas deudas consistan en una cantidad de dinero, o, siendo fungibles las cosas debidas, sean de la misma especie y también de la misma calidad, si ésta se hubiese designado.

          Que las dos deudas estén vencidas.

          Que sean líquidas y exigibles.

          Que sobre ninguna de ellas haya retención o contienda promovida por terceras personas y notificada oportunamente al deudor".

           

          Es decir, en el caso que nos ocupa, al no ser exactamente acreedores y deudores principales los unos de los otros (ALFA y MIAMI), no es susceptible la compensación.

           

          No obstante, sí parece posible una condonación de la deuda por parte de MIAMI a ALFA y, a su vez (y por la misma cantidad), ALFA le condone parcialmente la deuda al socio (De la redacción del texto entiendo que el crédito de ALFA contra el socio es superior al crédito de MIAMI sobre ALFA). La condonación de una deuda, es un tipo de donación mediante la cual una persona que tiene una deuda con otra se ve liberado de esa obligación gracias a que el acreedor ha decidido renunciar a la recuperación de esa cosa.

           

          En este caso se me plantea una duda en el caso de que el socio mayoritario de MIAMI sea, a su vez, el administrador de la misma. La razón reside en que, en el ordenamiento jurídico español (desconozco el estadounidense), existe una acción de responsabilidad que es posible que se pueda realizar por parte del resto de socios dirigida a obtener una condena del administrador a resarcir al patrimonio social por el daño causado por actos contrarios a la Ley, los Estatutos o realizados sin la diligencia exigible. El sujeto legitimado para esa acción es la sociedad (socios que reúnan el 5% del Capital Social), en definitiva perjudicado por esa conducta, ello sin perjuicio de que el daño directo causado al patrimonio social, genere un daño reflejo de un tercero.

           

          Es decir, el que puede considerarse “perjudicado” en esta operación es MIAMI porque está condonando una deuda y no recibe nada a cambio (regla básica de la condonación) por lo que si se realiza esta acción es preferible realizarse con consentimiento del resto de socios.

           

          Para las condonaciones, no es obligatorio que sea formalizado en documento público, basta que sean realizadas en contrato privado. El objeto de este contrato será la renuncia a un crédito que el donante tiene a su favor y que libera al donatario, de forma totalmente gratuita. Aunque no es necesaria su forma escrita (salvo que lo donado sea un bien inmueble, lo cual no es habitual en este tipo de donación), esta forma sí que es recomendable, puesto que será muy importante señalar exactamente el crédito que el donante condona a favor del donatario.

           

          Ya que (sino me equivoco) el crédito de ALFA contra el socio es superior al crédito de MIAMI sobre ALFA, realizadas las condonaciones, persiste únicamente un crédito, el de ALFA. En este momento lo adecuado es realizar un contrato de reconocimiento de deuda suscrito por el socio y ALFA en el que conste la cuantía del crédito que tiene derecho ALFA a día de la firma, tras haber realizado la condonación parcial de la deuda.

           

          Por otro lado, el art. 1.187 del CC señala que una condonación es una donación. Por lo tanto, el tratamiento contable será el previsto en el Normas de Rregistro y Valoración núm. 18 del Plan General Contable (la que nos habla sobre Subvenciones, donaciones y legados recibidos).

           

          Atendiendo al criterio GENERAL de esta norma (la norma establece además del criterio general, uno especial: donaciones otorgadas por socios o propietarios), la condonación (=donación) se tratará como ingresos en la entidad donataria, y como gastos en la entidad donante.

           

          No obstante, es preciso hacer referencia a la siguiente Resolución del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), 79/septiembre 2009 de 1 de septiembre de 2009, así como a diferentes consultas vinculantes de la DGT, entre ellas, la V2278-15.

           

          En cuanto al tratamiento fiscal:

          • Desde el punto de vista de ALFA:

          Alfa condona deuda socio:

          Por la proporción que correspondería a la participación efectiva del socio (X%) no se genera ningún gasto contable (ni fiscal) al haberse generado una disminución de fondos propios.

          Por otra parte, Alfa registra un gasto por la condonación por el exceso sobre la participación efectiva del socio (Este gasto tiene el tratamiento de no deducible a efectos fiscales. (Véase artículo 15 e) LIS)

           

          Miami condona deuda Alfa:

          Alfa registra un ingreso (que formará parte de la Base Imponible del Impuesto sobre Sociedades)

           

          • Desde el punto de vista de la Fiscalidad Socio

          IRPF:

          Atendiendo a la referida V2278-15, la condonación del préstamos tiene, con carácter general, la consideración de rendimiento del capital mobiliario.

           

          "El artículo 25.1.d) de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE del 29 de noviembre), califica de rendimientos del capital mobiliario los procedentes de la participación en los fondos propios de cualquier tipo de entidades, a cualquier otra utilidad, distinta de las anteriores- de las previstas en las letras a), b) y c) de ese apartado 1- procedente de una entidad por la condición de socio, accionista, asociado o participe, lo cual supone que si la condonación del préstamo no constituyera una contraprestación por la prestación de un servicio o una entrega realizados por el consultante, debería calificarse de rendimiento del capital mobiliario de los antes referidos."

          1 de 1 personas indicaron que les resultó útil