Omitir navegación
Todos los lugares > Mercantil > Blog > Autores lexlegis

Mercantil

6 Publicaciones escritas por: lexlegis

BMN DEVUELVE 70.000 EUROS POR NO EXIGIR A UN PROMOTOR EL AVAL BANCARIO DE DEVOLUCIÓN DE ANTICIPOS.

 

La entidad ha reconocido, mediante allanamiento judicial, que colaboró con un Promotor que no cumplía la Ley.

 

 

 

Los demandantes, vecinos de Yecla, decidieron la adquisición de una vivienda sobre plano en dicha localidad. En el año 2006 firmaron un contrato privado y se estableció un plazo de construcción, durante el cual se fueron abonando anticipos a cuenta por importe de más de 174.000 euros. El destino de esos pagos no fue para pagar la construcción del edificio. La vivienda, pese a estas entregas a cuenta, fue hipotecada y no se alzó la hipoteca tras el plazo de entrega.

 

 

 

Después de incumplir el promotor el plazo de entrega y de no levantar las cargas, el afectado demandó a la promotora y a su administradora sin conseguir nada. La promotora debía haber respondido, pero no tiene bienes ni dinero, está quebrada. Igual pasa con su administradora, tampoco tiene bienes conocidos libres de cargas. Incluso el afectado ha ido por vía penal, por presunta apropiación indebida de la promotora, y dichas diligencias están siendo investigadas por el juzgado.

 

En este punto, y a través del despacho legal que dirige la letrada Magdalena Rico Palao, el afectado demandó a CajaMurcia (actual BMN), puesto que la entidad debió exigir la garantía a la promotora de la devolución de las cantidades entregadas mediante aval solidario prestado por entidad inscrita en el Registro de Bancos y Banqueros

 

Al no hacerlo así, y no verificar la existencia de avales, la entidad BMN deviene responsable solidaria de la devolución de dichas cantidades, dado que conocía del destino de las cantidades ingresadas en sus cuentas (de titularidad de la promotora) por los compradores.

 

Ello supone un incumplimiento que, ante la insolvencia del promotor, debe ser indemnizado mediante la restitución de lo anticipado.

 

BMN reconoce voluntariamente la devolución de la cantidad de 70.000,00 €, cantidad que ha devuelto de hecho, consignando la cantidad a favor del consumidor afectado, puesto que dicha cantidad fue ingresada por el comprador mediante una transferencia bancaria realizada en cuenta de la promotora en CajaMurcia (ahora BMN SA).

 

Sin embargo, los afectados entregaron a la promotora, a cuenta del precio y en varios pagos, la suma total de 174.000,00 €., (en dinero en efectivo 104.000 euros, en transferencia 70.000 euros), por lo que, según informa la abogada Magdalena Rico Palao, el pleito seguirá en el Juzgado de Primera Instancia de Yecla por la cantidad restante de 104.000 euros.

 

 

#viviendasnoentregadas

viviendanoentregada

viviendasobreplano

#anticipoLey57/1968

#ley57/1968

 

ANULADA LA HIPOTECA MULTIDIVISA POR FALTA DE INFORMACIÓN

VIC (BARCELONA) DECLARA LA NULIDAD DE UNA HIPOTECA MULTIDIVISA DEL BANCO POPULAR ESPAÑOL, S.A.

El Juzgado de 1ª Instancia nº 5 de Vic (Barcelona) condena en sentencia a Banco Popular Español S.A., a la nulidad de Cláusula Multidivisa y al recálculo de su deuda a euros así como las amortizaciones y los intereses de la misma también a euros y costas del proceso judicial.

 

Los demandantes firmaron una hipoteca multidivisa con Banco Popular Español S.A., para la compra de una Vivienda en Tona (Barcelona). En concreto, se centró el debate en la transparencia o no de la contratación en fecha 23 de julio de 2007, de un préstamo multidivisa con garantía hipotecaria, por un importe principal de 246.000,00 euros (41.623.200,00 yenes), que grava su vivienda con la referida garantía real, a interés variable (índice de referencia más diferencial (en euros + 1,50 puntos, en divisas, + 1,25 puntos), menos bonificaciones.

 

A los vecinos de Tona les venden un producto especulativo como es la hipoteca multidivisa para poder financiar su casa. Ellos interponen la demanda, asesorados por la letrada Magdalena Rico Palao, en la que piden que se declare la nulidad parcial del préstamo hipotecario en todo lo referido a la opción multidivisa. Solicitan además que se recalcule su deuda en euros, así como las amortizaciones y los intereses de la misma. Esto es debido a la escasa y deficiente información recibida por los actores, en relación con esta modalidad de préstamo, tanto con carácter previo a la formalización de la escritura de préstamo, como de la información obrante en la misma.

 


La parte demandada se opone ante todo esto y alega que se informó adecuadamente a la parte actora y que la misma tenía pleno conocimiento del funcionamiento respecto al producto contratado.

 


El Juez condena a la parte demandada a la nulidad de la hipoteca multidivisa, y a que la deuda sea en euros, desde el principio del préstamo soportar los gastos que pudieran derivarse de su efectivo cumplimiento como también a abonar las costas de la demanda.

 

Literalmente la Sentencia dice que: <<<Cuadro de texto: 29La entidad bancaria tan sólo le expuso las ventajas del producto, las diferencias del tipo de interés aplicable respecto del que la demandante abonaba en la Caixa donde tenia suscrita la hipoteca anterior; la demandante sabía que eran yenes lo que contrataba, si bien no alcanzaba a comprender la trascendencia económica ni el riesgo que dicha circunstancia entrañaba y el banco no cumplió con su deber cualificado de contárselo e informarla adecuadamente (véase la declaración de los testigos, quienes manifestaron que nunca les hicieron ninguna simulación ni les proporcionaron oferta vinculante y que firmaron en la propia oficina bancaria, de forma rápida, toda vez que el notario se había desplazado allí a tales efectos e incluso el Sr. Caimel afirmó que “el notario parecía un trabajador más del banco”). >>>

 

Dice el Juez que no consta de forma comprensible que el capital prestado siempre será objeto de determinación mediante la aplicación del tipo de cambio de la divisa elegida. Es decir, no se advierte de forma clara y comprensible de la posibilidad de que, además de aumentar la cuota mensual del préstamo, se pueda deber en euros más capital del que fue objeto del préstamo, que es lo que ha sucedido en el presente caso.

 

De ello se deduce que concurría un error de vicio en el consentimiento prestado por la parte demandante en el momento de la contratación, al no quedar acreditado por la entidad demandada que la parte demandante conocía todos los riesgos asociados al producto contratado calificando la multidivisa como un producto que encierra cierta complejidad para un simple cliente bancario, respecto de la que no consta que tenga productos financieros distintos al litigioso, presumiéndose que tiene los habituales como pueden ser una cuenta corriente y una tarjeta asociada.

 

Según la directora legal del proceso, la letrada Magdalena Rico Palao, cuando las condiciones generales (y la multidivisa lo es) estén incluidas en contratos con consumidores, es preciso que superen el control de transparencia, no pasando estos controles en este caso, pues no existe ni folleto informativo ni oferta vinculante de la entidad previa a la firma de la escritura.

 

En resumen, Banco Popular Español, S.A., deberá anular la opción multidivisa de esa hipoteca y deberá, a su vez, considerar la hipoteca en euros desde el principio de la firma, compensar cantidades pagadas en exceso con el capital pendiente, así como pagar las costas del proceso.




Clicar el enlace (donde encontrarás la Sentencia)

https://drive.google.com/file/d/0B2vXghyvNGRPSEtiaTRVRXFqWFE/view?usp=sharing

Mas info: Despacho Lexlegis (Magdalena Rico Palao)- Telf: 900 69 65 25 -hipotecamultidivisa

 

#sentenciamultidivisa
#condicionesgenerales
#faltadetransparencia
#multidivisabarcelona

 

El Juzgado de 1ª Instancia nº 5 de Vic (Barcelona) condena en sentencia a Banco Popular Español S.A., a la nulidad de Cláusula Multidivisa y al recálculo de su deuda a euros así como las amortizaciones y los intereses de la misma también a euros y costas del proceso judicial.

 

Los demandantes firmaron una hipoteca multidivisa con Banco Popular Español S.A., para la compra de una Vivienda en Tona (Barcelona). En concreto, se centró el debate en la transparencia o no de la contratación en fecha 23 de julio de 2007, de un préstamo multidivisa con garantía hipotecaria, por un importe principal de 246.000,00 euros (41.623.200,00 yenes), que grava su vivienda con la referida garantía real, a interés variable (índice de referencia más diferencial (en euros + 1,50 puntos, en divisas, + 1,25 puntos), menos bonificaciones.

 

A los vecinos de Tona les venden un producto especulativo como es la hipoteca multidivisa para poder financiar su casa. Ellos interponen la demanda, asesorados por la letrada Magdalena Rico Palao, en la que piden que se declare la nulidad parcial del préstamo hipotecario en todo lo referido a la opción multidivisa. Solicitan además que se recalcule su deuda en euros, así como las amortizaciones y los intereses de la misma. Esto es debido a la escasa y deficiente información recibida por los actores, en relación con esta modalidad de préstamo, tanto con carácter previo a la formalización de la escritura de préstamo, como de la información obrante en la misma.

 


La parte demandada se opone ante todo esto y alega que se informó adecuadamente a la parte actora y que la misma tenía pleno conocimiento del funcionamiento respecto al producto contratado.

 


El Juez condena a la parte demandada a la nulidad de la hipoteca multidivisa, y a que la deuda sea en euros, desde el principio del préstamo soportar los gastos que pudieran derivarse de su efectivo cumplimiento como también a abonar las costas de la demanda.

 

Literalmente la Sentencia dice que: <<<Cuadro de texto: 29La entidad bancaria tan sólo le expuso las ventajas del producto, las diferencias del tipo de interés aplicable respecto del que la demandante abonaba en la Caixa donde tenia suscrita la hipoteca anterior; la demandante sabía que eran yenes lo que contrataba, si bien no alcanzaba a comprender la trascendencia económica ni el riesgo que dicha circunstancia entrañaba y el banco no cumplió con su deber cualificado de contárselo e informarla adecuadamente (véase la declaración de los testigos, quienes manifestaron que nunca les hicieron ninguna simulación ni les proporcionaron oferta vinculante y que firmaron en la propia oficina bancaria, de forma rápida, toda vez que el notario se había desplazado allí a tales efectos e incluso el Sr. Caimel afirmó que “el notario parecía un trabajador más del banco”). >>>

 

Dice el Juez que no consta de forma comprensible que el capital prestado siempre será objeto de determinación mediante la aplicación del tipo de cambio de la divisa elegida. Es decir, no se advierte de forma clara y comprensible de la posibilidad de que, además de aumentar la cuota mensual del préstamo, se pueda deber en euros más capital del que fue objeto del préstamo, que es lo que ha sucedido en el presente caso.

 

De ello se deduce que concurría un error de vicio en el consentimiento prestado por la parte demandante en el momento de la contratación, al no quedar acreditado por la entidad demandada que la parte demandante conocía todos los riesgos asociados al producto contratado calificando la multidivisa como un producto que encierra cierta complejidad para un simple cliente bancario, respecto de la que no consta que tenga productos financieros distintos al litigioso, presumiéndose que tiene los habituales como pueden ser una cuenta corriente y una tarjeta asociada.

 

Según la directora legal del proceso, la letrada Magdalena Rico Palao, cuando las condiciones generales (y la multidivisa lo es) estén incluidas en contratos con consumidores, es preciso que superen el control de transparencia, no pasando estos controles en este caso, pues no existe ni folleto informativo ni oferta vinculante de la entidad previa a la firma de la escritura.

 

En resumen, Banco Popular Español, S.A., deberá anular la opción multidivisa de esa hipoteca y deberá, a su vez, considerar la hipoteca en euros desde el principio de la firma, compensar cantidades pagadas en exceso con el capital pendiente, así como pagar las costas del proceso.




Clicar el enlace (donde encontrarás la Sentencia)

https://drive.google.com/file/d/0B2vXghyvNGRPSEtiaTRVRXFqWFE/view?usp=sharing

Mas info: Despacho Lexlegis (Magdalena Rico Palao)- Telf: 900 69 65 25 -

 

 

 


drive.google.com/file/d/0B2vXghyvNGRPSEtiaTRVRXFqWFE/view?usp=sharing

 

El Juzgado lo mercantil Nº 1 de Murcia anula la cláusula IRPH por abusiva y por falta de transparencia. quedó demostrado que no se ofreció simulación alguna u oferta alternativa.

Cajamar condenada a sustituir el índice IRPH por Euríbor y a reintegrar las cantidades cobradas de más y a recalcular el cuadro de amortización. también anula la cláusula suelo y ordena la devolución de las cantidades cobradas en exceso.

 

 

El préstamo fue suscrito con CAJAMAR a interés variable el 9 de marzo de 2004 para la rehabilitación de su vivienda. En la suscripción del préstamo existía un mecanismo de fijación del interés pactado -referencia IRPH-, así como que el tipo mínimo o suelo, que en ningún caso sería inferior al tipo del 5,5%.

 

Según Magdalena Rico Palao, que ha asistido a los afectados, CAJAMAR alegó que dichas cláusulas fueron negociadas entre las partes y que los términos relativos al interés variable fueron claros y precisos. Argumentó que el cliente tuvo pleno conocimiento y que el lenguaje utilizado era plenamente comprensible para cualquier consumidor, todo lo cual ha quedado huérfano de prueba, según dicha letrada que expresa su satisfacción por esta sentencia que es pionera en la Región de Murcia sobre el IRPH.

 

Por parte de la letrada de los afectados, Sra. Rico Palao, se valora de forma muy positiva esta resolución, en tanto que los firmantes de la hipoteca no pudieron negociar ninguno de los contenidos, ni tomar consciencia del sentido, extensión y consecuencias del IRPH y Cláusula Suelo.

 

La sentencia recoge que la entidad bancaria no proporcionó la oferta vinculante al actor y tampoco exhibió el contenido formal de la escritura pública con antelación de tres días a la firma, ni se le ofreció al cliente una simulación o un producto financiero alternativo.

 

La juez declara la nulidad del IRPH por tener carácter abusivo y por falta de transparencia; dictamina que se ha de sustituir el tipo de referencia por el tipo de referencia Euribor +0,5% y condena a CAJAMAR a reintegrar las cantidades, más intereses, de lo que hubieran percibido en aplicación del IRPH.

 

Finalmente, condena igualmente a la devolución de cantidades cobradas de más por el índice IRPH y por la cláusula Suelo también declarada nula en esta hipoteca.

 

La Juez manifiesta que, no cabe duda de que la cláusula que se examina no es transparente al no cumplir con los requisitos que el artículo 80 del TRLGDCU exige de concreción, claridad, sencillez en la redacción, accesibilidad y legibilidad, de forma que permitan al consumidor y usuario el conocimiento previo a la celebración del contrato sobre su existencia y contenido, de forma que las alegaciones sobre transparencia y realizadas por la Caja decaen atendiendo a lo dispuesto en la sentencia de la Sala 1ª del Tribunal Supremo de fecha 23 de diciembre de 2015 en la que señala sobre la falta de transparencia de una cláusula suelo que “queda envuelta entre un cúmulo de estipulaciones, menciones y datos, dificultando la compresión efectiva de la realidad resultante, que no es otra que lo efectivamente contratado.”

 

En consecuencia, las pretensiones de nulidad de los índices de referencia incluidos en las escrituras impugnadas en la demanda rectora del presente pleito merecen ser acogida.

 

 


 

 

Dirección Letrada: MAGDALENA RICO PALAO, DESPACHO LEXLEGIS - TELF: 968 79 33 80      -     e-mail: lexlegis@lexlegis.org -      http://eliminarclausulasuelo.com.es/eliminar-irph/
Banco: Cajamar Caja Rural Sociedad Cooperativa de Crédito
Producto: IRPH.
Perfil: Particular.
Ver documento PDF: https://drive.google.com/file/d/0B2vXghyvNGRPekJXdGttRWdHb2s/view?usp=sharing

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA declara la NULIDAD DE UNA HIPOTECA MULTIDIVISA DE CATALUNYA BANC, S.A.

El Juzgado de 1ª Instancia nº 16 de las Palmas de Gran Canaria condena en sentencia a Catalunya Banc S.A., a la nulidad de Cláusula Multidivisa y al recálculo de su deuda a euros así como las amortizaciones y los intereses de la misma también a euros y costas del proceso judicial.

Los demandantes,  (cuyos oficios son guardia civil y enfermera), firman una hipoteca multidivisa para la compra de una Vivienda, en concreto, se centró el debate en la transparencia o no de contratación del préstamo hipotecario en fecha 25 de abril de 2007, por un importe principal de 252.300,00 euros (40.881.776,00 yenes), que grava su vivienda con la referida garantía real, a interés variable (índice de referencia más 0,85 puntos, en divisas, BBA LIBOR + 0,85 puntos). Le venden un producto especulativo como es la hipoteca multidivisa para poder financiar su casa.

Ellos interponen la demanda, asesorados por la letrada Magdalena Rico Palao, en la que piden que se declare la nulidad parcial del préstamo hipotecario en todo lo referido a la opción multidivisa. Solicitan además que se recalcule su deuda en euros, así como las amortizaciones y los intereses de la misma. Esto es debido a la escasa y deficiente información recibida por los actores, en relación con esta modalidad de préstamo, tanto con carácter previo a la formalización de la escritura de préstamo, como de la información obrante en la misma.


La parte demandada se opone ante todo esto y alega que se informó adecuadamente a la parte actora y que la misma tenía pleno conocimiento del funcionamiento respecto al producto contratado.


El Juez condena a la parte demandada a soportar los gastos que pudieran derivarse de su efectivo cumplimiento como también a abonar las costas de la demanda.

Literalmente la Sentencia dice que:

<<<Una vez analizada la prueba desplegada por las partes, especialmente, la escritura pública de hipoteca, y a falta de otras elementos de prueba, cuya carga correspondía a la entidad demandada en cuanto a que el producto lo solicitó la actora, que lo conocía y que ofreció información suficiente sobre el mismo, procede estimar la demanda al quedar acreditado que la parte demandante no conocía todas las consecuencias derivadas de firmar un contrato de préstamo en una moneda distinta a la de curso legal en España. Al respecto, se debe dejar constancia de lo siguiente: (a) la parte demandante es, respectivamente, guardia civil y enfermera de profesión, por lo que no se puede presumir que tengan conocimientos financieros? (b) la parte demandante trabaja en España, cobra su salario en euros y el préstamo estaba destinado a cancelar un préstamo obtenido para la compra de una vivienda que fue el domicilio de los actores? (c) esa vivienda está situada en España y la compra se hizo a los anteriores propietarios en enero de 2006, presumiéndose que en la moneda oficial en nuestro país, es decir, en euros>>>

Dice el Juez que no consta de forma comprensible que el capital prestado siempre será objeto de determinación mediante la aplicación del tipo de cambio de la divisa elegida. Es decir, no se advierte de forma clara y comprensible de la posibilidad de que, además de aumentar la cuota mensual del préstamo, se pueda deber en euros más capital del que fue objeto del préstamo, que es lo que ha sucedido en el presente caso.

De ello se deduce que concurría un error de vicio en el consentimiento prestado por la parte demandante en el momento de la contratación, al no quedar acreditado por la entidad demandada que la parte demandante conocía todos los riesgos asociados al producto contratado calificando la multidivisa como un producto que encierra cierta complejidad para un simple cliente bancario, respecto de la que no consta que tenga productos financieros distintos al litigioso, presumiéndose que tiene los habituales como pueden ser una cuenta corriente y una tarjeta asociada.

Según la directora del proceso, la letrada Magdalena Rico Palao, la sentencia declara  que cuando las condiciones generales estén incluidas en contratos con consumidores, es preciso que superen el control de transparencia.

 

En resumen, Catalunya Banc, S.A. (actual BBVA), deberá anular la opción multidivisa de esa hipoteca y deberá, a su vez, considerar la hipoteca en euros desde el principio de la firma, así como pagar las costas del proceso.

 

 

 

 

Clicar el enlace (donde encontrarás la Sentencia)

 

https://drive.google.com/file/d/0B2vXghyvNGRPX0RveGJBemdiWlk/view?usp=sharing

NULIDAD DE CLÁUSULA SUELO DE UN LOCAL DE NEGOCIO por falta de TRANSPARENCIA EN ELCHE

 

En fecha 4 de Abril de 2007, los afectados concertaron con la entidad bancaria demandada BBVA un préstamo hipotecario para adquisición de su local de negocios, por un importe principal de 390.000,00 euros, a interés variable (Euribor más 0,750 puntos) y que contenía entre otras condiciones generales de la contratación una cláusula techo del 3 %, cláusula que es impuesta por la entidad BBVA.

El asesoramiento del demandante se realizó por la letrada Magdalena Rico Palao quien manifiesta que, para el cliente bancario, la cláusula suelo resulta ininteligible, confusa y no describe cuál es el tipo de interés real, su modo de cálculo, ni se informa de la “decisiva influencia” que la propia entidad bancaria tendría a la hora de fijar ese tipo de interés del préstamo hipotecario.

El afectado, según la letrada Sra. Rico Palao, no pudo conocer la carga económica y el sacrificio patrimonial que le podía representar esta hipoteca. En consecuencia, no puede estimarse superado el control de transparencia.

La Sentencia revoca otra dictada por el Juzgado Mercantil de Elche y dice que con los antecedentes fácticos expuestos, no compartimos el criterio del juzgador de instancia, de que los demandantes no tuvieran la condición de consumidores, cuando adquirieron el local comercial y cuando obtuvieron el préstamo con el que pagaron su precio.

La vinculación empresarial de la compra del inmueble con la que venía ejerciendo el afectado no deriva, en modo alguno, ni de la escritura de compraventa ni de la escritura de préstamo hipotecario, en la que, únicamente, se reseñó que su finalidad era (cláusula séptima) “la parte prestataria deberá destinar el importe del préstamo, junto con los recursos propios que sean necesarios, a la adquisición onerosa de local comercial que luego se describe.”

Puesto que de dicho documental no se deriva el más mínimo indicio de vinculación del local adquirido a una actividad empresarial, el tribunal considera que correspondía a la parte demandad, ex art. 217 LEC, la carga de probar tal extremo, en tanto alegó en la contestación la no condición de consumidor de la contraparte. Y dicha prueba no se ha conseguido.

Que el local adquirido se haya arrendado a un tercero, años después de la compra (en el año 2016), ninguna influencia tiene al respecto, ya que la compra se produjo en el año 2007, y a esa fecha ha de atenderse para determinar si los compradores tenían o no la condición de consumidores, a los efectos de la LGDCU.

En consecuencia, la Audiencia Provincial de Alicante –sección octava- mediante Sentencia del 31/03/2017 estima íntegramente la demanda interpuesta por el afectado. Por ello, Banco BBVA deberá reintegrar al afectado los importes cobrados en aplicación de dicha cláusula, abonar los intereses legales de dichos importes. Se imponen a la parte demandada las costas de la primera instancia.

Se declara NULIDAD DE CLÁUSULA SUELO DE HIPOTECA de empresa por no estar incluida en el contrato

En fecha 11 de Junio de 2008, la empresa afectada concertó con la entidad bancaria Banco Guipuzcoano (actual Banco Sabadell) una subrogación de préstamo con garantía hipotecaria por importe de 420.045,66 € para adquisición de la vivienda habitual del administrador social de dicha empresa.

La letrada que ha asistido legalmente a la empresa es Magdalena Rico Palao, manifiesta que en las escrituras de préstamo hipotecario no se menciona la cláusula suelo, más bien al contrario, se menciona que existe un tipo variable, Euribor más un diferencial, no aludiendo a la Cláusula Suelo.

Según la letrada Magdalena Rico Palao, que ha asistido legalmente a la empresa, el pleito que nos ocupa es paradigmático, en tanto que, girando en torno a la nulidad de una cláusula suelo, dicha cláusula es absolutamente desconocida, en su redacción y literalidad. Lo que enlaza, realmente, con el hecho de que la cláusula suelo que se aplica a la mercantil alicantina realmente exista.

La empresa afirma, que la cláusula suelo, en cuanto condición general de la contratación, no había quedado incorporada al contrato, pues no había tenido conocimiento de ella en ningún momento, hasta que recibió unos cargos mensuales de la cuota, invariables en su cuantía, y se enteró que le estaban aplicando una cláusula suelo del 3%.

La duda sobre la existencia de la cláusula suelo alcanza su zénit cuando la entidad bancaria refirió solamente la existencia de un tipo de interés variable con revisiones anuales en base al tipo de referencia Euribor más un diferencial de 1 punto porcentuales, sin alusión a la cláusula suelo de ningún tipo (tampoco en ninguna de las escrituras anteriores).

Por si fuera poco, los recibos girados a la mercantil refieren “vivienda a tipo variable”, sin alusión alguna al tipo mínimo.

En definitiva, dice la Audiencia Provincial de Alicante, no existiendo prueba alguna de la existencia de la cláusula suelo, se da un caso de apariencia de pacto que no se corresponde con la realidad, que es preciso destruir mediante el ejercicio de la acción de nulidad, en los términos en que se ha formulado la pretensión por la empresa alicantina.

Añade el Tribunal que, aún admitiendo que dicha cláusula suelo, de tenor desconocido, estuviera inserta en el préstamo hipotecario, en absoluto se dió a la mercantil adherente la posibilidad real de conocerla, pues, reiteramos la paradoja, tampoco se le ha dado a este Tribunal en el presente procedimiento, al que no ha quedado “incorporada”. Con ello, se comprueba palmariamente que faltaría el requisito de la incorporación.

En consecuencia, la Audiencia Provincial de Alicante, mediante Sentencia del 30/05/2017 se estima íntegramente la demanda interpuesta por el afectado. Por ello, Banco de Sabadell deberá declarar la nulidad de la cláusula suelo del 3%, así como proceder a la devolución de la totalidad de las cantidades que haya percibido, desde la fecha de celebración del contrato, en aplicación de la cláusula suelo declarada nula, debiendo abonar el interés legal de dichas cantidades desde la fecha en que fueron satisfechas hasta la fecha en que se restituyan; imponiendo las costas de la primera instancia a la parte demandada.